Trencada  

Enhebrador de catéteres

En la práctica de las operaciones basadas en cateterismos, los médicos se encuentran a menudo en la situación en que han de enhebrar un catéter a través de una cánula. Esta operación es complicada ya que el catéter, de un tamaño comprendido entre 0,4 y 0,8 milímetros, debe entrar en un tubo con muy poca tolerancia. Con esta dificultad y la problemática inherente al quirófano, la operación es complicada.


Para hacerlo más fácil con el DR. Roche de la Clínica Vascular Barcelona, ​​hemos diseñado un dispositivo que enhebra los catéteres de una forma muy sencilla, rápida y exenta de errores. Se trata de una aplicación en forma de libro que emboca el catéter y la cánula para que se encuentren en el punto exacto y facilitar así la entrada uno dentro del otro.

 

Primero con la pieza cerrada sobre sí misma elegimos cuál es el diámetro de boca según el tipo de catéter. Luego, insertamos los dos elementos en el enhebrador por los orificios cónicos de la pieza.

Seguidamente, los empujamos para que uno entre dentro del otro.

 

Una vez sabemos que han entrado, con un gesto que se puede hacer con una sola mano, abrimos el dispositivo en forma de bisagra para extraer los dos elementos unidos.

La gracia del dispositivo es que se puede retirar sin que ello afecte a la unión del catéter con la cánula.

   

Técnicamente se trata de una simple pieza realizada en plástico y con dos sencillas partes de molde. Esto hace que sea un elemento muy sencillo de producir; un rasgo esencial en un producto de desuso clínico.

El producto disminuye considerablemente el tiempo de enhebramiento y, además, evita que el cirujanor se pueda clavar el catéter al intentarlo enfilar.