diseño acústico de altavoces

G7

La caja G7 es un sistema compacto de 2 vías y 120 W de potencia que incorpora un woofer de alto rendimiento de fibra de carbono de 6.5″ y un tweeter de neodimio de 1″. Está ensamblado en una caja de ABS reforzada y su objetivo es ser una de las mejores opciones para instalaciones donde se requiera una buena apariencia y calidad de sonido.

Cliente: Amate Audio es una de las primeras y más grandes empresas de fabricación de altavoces profesionales de la península, producen y distribuyen altavoces de todos los formatos para el mundo de la música y los espectáculos.

Para Amate Audio desarrollamos en 3D la parte de ingeniería de hardware, la estética y la usabilidad colaborando muy estrechamente con los departamentos de acústica y electrónica.

La colaboración se inició en noviembre de 2016 y desde entonces hemos desarrollado más de 20 productos conjuntamente.

Año: 2020

Con Amate audio hemos desarrollado este producto teniendo en cuenta la alta competitividad que hay en los productos de contract en el mercado del sonido actual. Se ha realizado entorno a tres ejes; que tuviese versatibilidad de complementos y opciones para todas las situaciones, que tuviese un alto rendimiento acústico y que su estética le diferenciase de la competencia.

Enfocamos el proyecto para que la caja G7 reflejase exteriormente la tecnología que contiene en el interior; ángulos vivos y aristas contundentes. La geometría también debía ser sobradamente rígida como para soportar la presión generada por el transductor de graves. La estructura no podía verse alterada por los 120W ni la intemperie.

Así mismo el tweeter debía distribuir los agudos homogéneamente en dos posiciones y salir del molde de dos partes fronalmente sin añadir piezas extra. Realizamos un minucioso trabajo de análisis de agudos mediante la impresión de seis modelos de comprobación.

Finalmente había que pensar cómo enfocar los distintos complementos que debe tener un altavoz de estas características; distintos soportes de pared, complementos para líneas de 100 volts, impermeabilidad, estanqueidad, uso sin reja… muchos factores que inciden en el diseño y entre ellos mismos.

Todo el trabajo se ha realizado con SolidWorks 3D, integrando las partes estándar de los proveedores y consiguiendo la fabricabilidad completa del producto. La constante realción con el departamento de I+D de Amate Audio y su inversión en impresiones y comprobaciones ha sido un factor clave para el éxito constructivo de la G7.

Amate Audio prevé tener una muy buena incidencia en el mercado del contract con este producto, un sector muy competitivo.

Potencia

El sistema compacto de 2 vías y 120 W de potencia que incorpora un woofer de alto rendimiento de fibra de carbono de 6.5″ y un tweeter de neodimio de 1″ sumado al litraje generoso de la G7, hacen que sea un producto con un alto rendimiento acústico y directividad.

La sintonía del bass reflex refuerza aún más los graves para poder funcionar independientemente de su combinación con un subwoofer.

altavoz diseño industrial

Transformador disponible

Desde la perspectiva del instalador, una característica notable del diseño del G7 es que tanto las aplicaciones estándar de baja impedancia como las de línea de 100V son posibles con el mismo altavoz. Simplemente desenroscando la placa del conector posterior y reemplazándola con una placa transformadora T-G7, permite que el G7 para aplicaciones de línea de 100 V con configuraciones de potencia conmutables de 5 W / 10 W / 20 W / 40 W.

diseño industrial altavoz

Acesorios

La persona que elija a la caja G7 de Amate Audio podrá instalarla en la pared mediante una lira que viene incluida en el propio producto y que permite la orientación en el eje vertical o horizontal.

No obstante la G7 se puede adaptar al soporte de pared SP-6 de Amate Audio que permite la orientación en dos ejes con múltiples ángulos. Un acabado sencillo y uno más sofisticado para todas las aplicaciones.

Una de las premisas más importantes en este tipo de producto es que pueda ser instalado fácilmente. Normalmente se instalan en sitios elevados on difícil acceso y que requieren escalera. Eso hace que el operario instalador necesite las manos libres para sujetarse y hacer las conexiones. La caja G7 con el soporte SP-6 convierte la instalación en muy sencilla ya que permite realizarla con un solo gesto. El operario realiza la conexión y luego sencillamente la cuelga y la asegura. De esta forma se reduce el tiempo de instación y se aumenta la seguridad del operario.